Ardetroya: una ilusión cumplida, una misión por cumplir.

Hoy nos enfrentamos a un momento que hemos imaginado muchas veces, de esos que no sabes bien lo que te van a hacer sentir hasta que te pones, pero hoy por suerte nos tenemos que enfrentar a ello, hoy escribimos nuestro primer post. Escribimos estas primeras palabras con el objetivo de que tú, que estás al otro lado sepas quiénes somos y de qué vamos a tratar…esperamos convenceros y que nos sigáis durante mucho tiempo por este trepidante viaje alrededor de este gran mundo de la gastronomía.

Somos un grupo de profesionales de distintos ámbitos, ligados al sector hostelero y apasionados de todo lo relacionado con nuestro gremio. Nos interesamos por todo lo que sucede en relación a este mundillo: el origen de los productos, sus temporadas, sus formas de elaboración y los lugares donde a nuestro juicio merece la pena degustarlos.

El Restaurante Casa d’a Troya, al cual estamos enormemente agradecidos, nos brinda de manera innovadora y altruista la estructura para poder desarrollar de forma independiente un sueño que teníamos por cumplir y que ahora ve la luz; ¡tener nuestro propio blog de gastronomía!

Esta idea surge sin mayor pretensión que dar rienda suelta a nuestra pasión: poder viajar, conocer los orígenes de los productos, dialogar con los protagonistas encargados de desarrollar cada parte del proceso, aprender recetas fundamentalmente tradicionales y poder disfrutar de ellas sentados en la mesa de los restaurantes o casas de amigos que destaquen a nuestro parecer en la elaboración de platos relacionados con el producto o productos de los que trataremos en cada post. Cumplida esa parte tan bonita, nos proponemos otra aún más estimulante: ¡compartirla con vosotros!

El funcionamiento de “Ardetroya”, va íntimamente ligado a nuestras pretensiones y es coherente con los principios que como profesionales del gremio, entendemos como ético cuando de informar y opinar se trata:

– Elegimos la temática en función de nuestras apetencias: no seguimos tendencias, ni indicaciones más allá que las que nos dicta nuestro interés.
– Acudimos a dos fuentes prioritarias: publicaciones y personas relacionadas directamente con la materia a tratar.
– No aceptamos ni exigimos contraprestación alguna por nuestras publicaciones: acudimos a los lugares por nuestros propios medios y abonamos todos y cada uno de los servicios que consumimos.
– Nunca mencionaremos a ningún establecimiento en el que no hayamos disfrutado: aparecerán en nuestras publicaciones exclusivamente aquellos que para nosotros merecen ser destacados.

Bajo estas premisas, nuestro objetivo es hablar de cuantas más cosas mejor relacionadas con el culto al comer, pero sin ánimo de excluir nos centraremos en los “productos españoles” y en “recetas de toda la vida”. A nuestro parecer, sobre esos dos ingredientes tenemos mucho que conocer, que disfrutar, que aprender y porqué no decirlo que defender de alguna manera la esencia de lo nuestro.

¡Bienvenidos a Ardetroya!